Paz en el hogar

Si no encuentras paz en tu propio hogar,
debes ser tú el que la lleves.

Si en tu familia existen conflictos y rivalidades, Eres responsable de luchar para armonizarla.

Cuando existen problemas y desunión en nuestro hogar, a veces nos sentimos impotentes para solucionar- los. A pesar de ello debemos luchar por integrarnos y reflexionar sobre nuestra propia responsabilidad en lo que sucede. Debemos pensar si la hostilidad o la tristeza que sentimos en los demás, no están también dentro de nosotros.

Los sentimientos no se pueden fabricar, pero si es que falta amor en nuestro matrimonio o en nuestro hogar, que por lo menos exista la paz. Sobre todo cuando hay hijos de por medio, ellos merecen una convivencia en armonía.

Si nos faltan fuerzas para luchar por esa paz, con la ayuda de la Dabraká AMORIT, la conseguiremos.

Dabraká: AMORIT Paz en el hogar

Horario: por la noche.
Posición: sentados de frente al Este, con los brazos cruzados sobre el pecho, izquierdo sobre derecho. Mujeres con las piernas juntas, hombres con las piernas separadas. Una vela encendida frente a nosotros.
Meta: pensamos en nuestra familia, buscando transmitir una energía de paz y tolerancia a nuestros seres queridos, deseando que cada uno consiga superarse.
Concentración: durante unos minutos, nos concentramos en la Dabraká AMORIT.
Frecuencia y Continuidad: podemos realizarla una o dos veces por semana. Siempre que exista la necesidad de crear ese clima de armonía en nuestra familia.