Corazón inteligente

Hay quienes tienen mucho y otros poco o a veces nada. Así en todos los planos de la vida: en salud, en afectos, en bienes materiales, en belleza, en capacidad… Es una ley de la Creación, que el ser humano no puede cambiar. Sin embargo, Dios le dio todo al Hombre para que pueda ‘arreglar’ su propio mundo. Le dio inteligencia y sensibilidad, para que a través de una moral elevada pueda unirlas, formando un ‘corazón inteligente’ que luche para atenuar las diferencias.

‘Corazones inteligentes’ son aquellos que sienten esa misión de colaborar con el Creador o, como decían los atonianos: ‘servirlo’. Aquellos que no sólo vuelcan su amor en el pequeño mundo de su hogar, de su pareja, de su familia… los que desarrollan un amor que va más allá y se extiende a la Humanidad y a la Creación toda. ‘Corazón inteligente’ es el que acompaña su sentimiento con la firme convicción que lo transforma en un ideal.

Menefer

Canto al espíritu de la Suma Sacerdotisa Astenkeph, de templos de la nueva religión monoteísta de Atón. Luchó por un mundo más justo, sin privilegiados y donde cada uno tenga una responsabilidad con corazón inteligente, por el otro.